Slime care

Para que tengas muchos momentos divertidos con tu slime, aquí te dejamos algunos tips para cuidarlo y te dure mucho! 

AL SLIME LE GUSTA ...

  • Estar en lugares frescos, esto ayudará a que no esté tan pegajoso.
  • Que antes de usarlo, te laves las manos súper bien para que permanezca limpio y sin gérmenes. 
  • Estar en su frasco, bien cerrado para que no se seque.

AL SLIME NO LE GUSTA ...

  • Que le agregues otros materiales (agua, más pegamento, etc.)
  • Que lo dejes en un contenedor sin tapa porque se secará.
  • Que no te laves las manos antes de usarlo.
  • Que lo dejes en lugares calientes porque se hará muy pegajoso. 

PARA EVITAR QUE TU SLIME ESTÉ PEGAJOSO ...

  • Trata de mantenerlo en un lugar fresco
  • Trata de jugar con el diario, aunque sea poco, de esta manera vas a evitar que esté pegajoso.
  • Si está muy pegajoso, amásalo durante un rato y retomará la textura ideal. 

MI SLIME SE PUSO SÚPER DURO, HEELP!! ...

La verdad no nos gusta agregarle nada más que nuestro revividor de slime! Pero si quieres probar alguna otra opción, podemos recomendarte que agregues un poco de crema para manos y lo amases o que con mucho cuidado, pongas tu slime a baño maría (en una olla con agua caliente, sumerge tu bote bien cerrado) y amasa. 

Si nada de esto funciona, es momento de despedirte de tu slime! 

MANCHÉ TODA MI ROPA [O ALGUNA PRENDA]!!! ... 

Si se manchó alguna prenda de slime, traanquiiii, tenemos una buena noticia nuestros slimes se quitan!!  Lo único que necesitas es tantito vinagre blanco, un trapito y agua tibia. Moja el trapito en vinagre y comienza a tallar la mancha, verás que poco a poco se quita. Al final solo pasa tantita agua tibia y listo!! 

ME EMBARRÉ SLIME EN EL PELO!!! ...

Tranquiii, no te lo vayas a cortar!! Necesitarás vinagre blanco, agua, un peine y acondicionador (tiempo y paciencia). En un atomizador vacía tantito vinagre blanco y agua tibia, moja la mancha y empieza a quitar con tu mano o con un peine. 

ADVERTENCIAS!! 

  • El slime no se come!! Por más antojable que se vea, no te lo vayas a comer!
  • Mantenlo alejado de tus ojos, del pelo, de mascotas y de superficies de tela. 
  • Siempre lava tus manos antes y después de usarlo.